Hoteles a la carta

Hace unas horas me sorprendía que fuera Trending Topic el hashtag #HotelesSinNiños . Curiosa, porque es un tema con el que me identifico bastante, he decidido leer algunos tuits… Y me he quedado alucinada con el enfrentamiento “casi encarnizado” de los defensores y detractores de los hoteles sin niños.

Ya hace tiempo que existen este tipo de hoteles ( que no “moteles” como algunos los califican desde su ignorancia ). Incluso hay grandes cadenas que tienen hoteles “solo para adultos” , enfocados a un segmento especifico: el del cliente que quiere disfrutar de una estancia EN PAZ. Sin ruidos de niños chillando en la piscina , en el restaurante o en la habitación de al lado. Estos hoteles, conocidos también como “adults only” , se diferencian, han buscado su nicho de cliente; igual que lo hacen los hoteles que dirigen su oferta al sector LGBT ,los hoteles bodega, los “todo incluido” , los que aceptan mascotas… por poner algunos ejemplos.

El publico para todos ellos es distinto.

Los huéspedes potenciales buscan experiencias diferentes. Y cada huésped elige el hotel que más se aviene a sus preferencias.

Entonces ¿ A qué esta polémica con los hoteles “solo para adultos” ?

¿Por qué si yo me voy de vacaciones a un hotel, buscando la paz y el descanso tengo que aguantar los chillidos de los niños en el restaurante? ¿ O en la piscina ? Si me molestan y tengo la oportunidad de alojarme en otro hotel donde se que voy a tener paz, me decantaré por esta opción.

Al contrario, si viajo con dos niños pequeños ¿por que no van a poder bañarse en la piscina o correr por los pasillos del hotel? ¡Son niños! Buscaré un hotel donde puedan estar a sus anchas. Es más, si tiene área para que los niños jueguen, mejor.

Si tengo esta opción de elegir.. ¿ por qué monto en cólera cuando alguien no tiene los mismos gustos que yo? ¿Acaso tenemos que ser todos iguales ? ¿Tenemos que ser todos del mismo equipo? ¿Nos tiene que gustar a todos la misma música? ¿ Tenemos que conducir todos el mismo coche? No ¿Verdad? pues con los hoteles lo mismo.

Visto lo visto en Twitter, creo que el principal problema es la EDUCACION. Porque hay niños que siendo muy pequeños saben comportarse en una mesa y otros que se dedican a correr e incordiar mientras sus padres se desentienden.

Yo lo tengo muy claro. Cuando me cojo unos días de vacaciones, es para estar en paz. Y sí, reconozco que si puedo, me alojo en #HotelesSinNiños. Busco tranquilidad. No cargar con los niños de nadie.

Y no monto el pollo en ningún hotel ( ni en Twitter ) porque no pueda llevarme a mi gato.

Respeta para que te respeten.